Florida ordena educación en prevención del tráfico de niños – ¿Qué significa esto para nuestros niños pequeños?

Educación sobre el tráfico de niños. Estas palabras pueden ser aterradoras. ¿Qué significan para usted y su hijo?

Florida lidera la nación en la promoción de la educación sobre el tráfico de niños para los niños. Somos el primer estado que requiere instrucción en la prevención del tráfico de niños para los estudiantes en los grados K – 12.

Mientras se asimila esa maravillosa idea, hablemos de los antecedentes. Esta iniciativa se desarrolló porque Florida ocupa el tercer lugar en la nación en cuanto a casos reportados de tráfico de personas (reclutamiento y/o transporte ilegal de personas con fines de trabajo forzado o explotación sexual). La edad promedio de los jóvenes víctimas de la trata es de 11 a 13 años. En Florida, en 2018, se reportaron 149 casos de menores traficados.

Pero, ¿qué significará la “educación para la prevención de la trata de niños” para el alumno promedio de un jardín de infantes? ¿Aprenderán sobre los proxenetas y la web oscura? ¿Debería siquiera susurrarse este tema en los pasillos de una escuela primaria?

Lamentablemente, una cosa que la mayoría de las víctimas del tráfico sexual tienen en común es una historia de abuso sexual infantil, normalmente durante sus primeros años. En la mayoría de los casos, el abuso sexual fue infligido por alguien que el niño conocía y en quien confiaba, normalmente un miembro de la familia, un amigo u otro adulto de confianza. Casi todas las víctimas infantiles mantienen el abuso en secreto.

Como padre, puede sentirse abrumado por la idea de que alguien dañe a su hijo de esta manera. Muchos padres piensan que esto no podría ocurrirle a su hijo, o en su barrio, o en su escuela, o en su lugar de culto. Pero esta es nuestra realidad hoy en día: uno de cada diez niños sufrirá abusos sexuales antes de cumplir los 18 años. Y el abuso sexual atraviesa todos los grupos demográficos: ocurre en todas partes.

Pero no tenemos que agachar la cabeza en señal de derrota. Hay formas prácticas de fortalecer a las familias para proteger a los niños de ser víctimas de abuso sexual y tráfico. Ahí es donde entra la nueva educación preventiva obligatoria de Florida.

Al igual que usted protege a sus hijos de ahogarse enseñándoles a nadar, puede aprender habilidades para mantener a sus hijos a salvo del abuso y la trata de personas. Puede aprender a reconocer los signos de la captación de menores y otros indicios de abuso, y puede aprender a reconocer los signos de un posible tráfico de personas.

Y lo que es más importante, puede aprender a desarrollar, desde el principio, una comunicación increíble con sus hijos sobre su seguridad personal. Esta es la mejor manera de protegerlos del abuso sexual y de la trata de personas, y de detenerla en caso de que se produzca. Es fundamental hablar abiertamente sobre el uso de la tecnología, los límites corporales, los adultos de confianza y la importancia de valorarse y respetarse a sí mismo. Esta comunicación confirma a sus hijos que usted está ahí para ellos siempre, como un padre accesible que escucha.

El nuevo mandato de Florida llevará el plan de estudios KidSafe (junto con otros) a las aulas para reforzar y capacitar a nuestros hijos con el conocimiento de que sus cuerpos son especiales y les pertenecen sólo a ellos. Aprenderán a usar su voz interior y a buscar ayuda de adultos de confianza si tienen preguntas o están confundidos sobre algo que alguien les dijo o hizo, incluso en línea.

Los niños que se sienten capacitados en cuanto a su seguridad personal, tienen un fuerte sentido de la autoestima y saben cómo acceder a la ayuda de adultos de confianza tienen menos probabilidades de ser víctimas. Y si son víctimas, es más probable que denuncien ese comportamiento y busquen ayuda.

Don`t copy text!
Shopping Cart
Scroll to Top